Cómo ahorrar en cosméticos

como ahorrar en cosmeticos

Cuando toca apretarse el cinturón, una de las cosas que necesitamos adaptar es nuestra rutina de cuidados. Pero ¿de qué prescindir? ¿A qué productos dar prioridad para ahorrar a la vez que sigues cuidando la piel?

Prioriza así:

  1. Piensa en tu piel como se merece. Recuerda la función que tiene tu piel y agradece lo mucho que hace sean cuales sean sus características. Tú sigues siendo tú y tu valor personal no depende del aspecto, sino de quien eres.
  2. Mantén los tres cuidados básicos para la salud de la piel: limpieza correcta, hidratación adecuada y protección solar. Haciendo eso te aseguras de que mantienes una buena base para la salud de la piel. No cometas el error de cargarte todo lo conseguido o de dejarla desprotegida olvidando estos tres pasos. Son la mejor inversión que puedes hacer, literalmente. Y aún así, encontrarás un gran abanico de opciones a diferentes precios.
  3. Establece un presupuesto. A partir de ahí, ¿qué precio puedes pagar cada dos o tres meses? En base a eso, podrás elegir qué productos complementarios añadir, si es que quieres, según tus intereses y ese nuevo presupuesto. Recuerda que hay productos que puedes alternar cada dos o tres meses, por lo que puedes ir cambiando en lugar de usar varios a la vez.
  4. Apuesta por productos cuyos activos tengan propiedades de prevención, más allá de «arreglar». Como antioxidantes, exfoliantes respetuosos y que protejan la barrera cutánea.
  5. Aprovecha productos diseñados para cara y cuerpo. Hay una amplia variedad de marcas especializadas en piel sensible que fabrican limpiadores e hidratantes de tamaños mucho mayores que los que se venden exclusivamente para la cara. Avène, La Roche Posay, Eucerin, CeraVe etc. Quizás no tengas piel sensible, pero esto garantiza que son productos aptos para la cara y puedes usarlos perfectamente. Esto te permite tener un limpiador facial o hidratante que por un precio similar te durará muchos meses más, con lo que sale más a cuenta. Por lo general son de muy buena calidad, respetan la barrera de la piel y son efectivos.
  6. Busca aquellos comercios que ofrecen precios especiales. Como Druni y Primor, donde hay gram variedad de opciones a precios reducidos. Para que te hagas una idea, este verano compré una base de maquillaje cuyo precio habitual ronda los 40 euros, y pagué menos de 25 en Druni al precio habitual de esa tienda. Vale muchísimo la pena.
  7. Piensa en cambiar otros hábitos que también son beneficiosos para tu piel. Ya que hay que apretarse el cinturón, ahorra en (evita comprar) alimentos que sean superfluos y cargados de azúcar. Reducir su consumo es bueno para tu cuerpo y también para tu piel. También puedes proponerte beber menos alcohol cuando sales y fumar uno o dos cigarros menos cada cierto número de días. Todas estas cosas aceleran el envejecimiento natural de la piel, así que por un lado u otro, saldrás ganando.

¿Cuál es tu truco o forma de ahorrar en cosméticos cuando toca apretarse el cinturión? Me encantaría saberlo y aprender algo nuevo.

COMPARTE
TUITEA
PIN

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.